La responsabilidad que implica ser titular de un auto

El sitio para plantear cualquier cuestión legal asociada al automotor (seguros, transferencias, etc.)

Moderador: reyleon

Avatar de Usuario
reyleon
Mensajes: 694
Registrado: Mar Feb 05, 2019 10:47 pm

La responsabilidad que implica ser titular de un auto

Mensaje por reyleon » Jue Feb 07, 2019 12:31 am

Muchas personas ven a la ligera el tema de ser titulares de un auto. En esta nota -que es de mi autoría, los invito a comprobarlo mediante Google- voy a comentar un poco la responsabilidad que significa ser titular de un auto, y los pros y contras (por decirlo de alguna manera) de no serlo.

¿Quien es el dueño de una cosa? :arrow: depende. Depende si la cosa es registrable (una casa, un auto, etc.) o no es registrable (una camisa, una escalera, etc.). Si la cosa no es registrable, la propiedad se presume de la persona que la posee, es decir, la ley presume que la camisa que tengo puesta es mía, justamente, porque la poseo.

Esto es así porque la ley lo dice, pero admite prueba en contrario. Por ejemplo, la ley presume que la camisa que tengo puesta es mía, pero Juan puede decir que la camisa le pertenece a él, pero que se la habían robado. Si Juan demuestra lo que dice, la ley nuevamente le otorga la propiedad de su camisa.

Pero vayamos a la parte importante, y que da título a este artículo: La responsabilidad que implica ser titular de un auto.

Como vimos, la ley supone que es dueño de un auto quien sea su titular registral, independientemente de la persona que lo use (salvo que lo use en contra de la voluntad del titular, por ejemplo, si se lo robaron). Así, si el titular de un auto se lo presta a un amigo o pariente, el responsable nunca deja de ser el titular. Y lo mismo ocurre si el auto es vendido sin hacer la transferencia.

Imaginemos esta situación: vendemos un auto -del que somos titulares- y quien lo compra nunca hace la transferencia. El timpo pasa, nos olvidamos del asunto, hasta que un día nos llega una carta documento o una citación judicial intimándonos al pago de una carretilla de guita por un accidente de tránsito en el que nuestro ex-auto fue protagonista. Para ese momento ya es tarde, y estamos muy jodidos, y queda casi nada por hacer. A pagar se ha dicho.

Algunos dicen: "bueno, pero el tipo me firmó que asumía la responsabilidad civil", bárbaro, pero esa transferencia de la RC es sólo válida entre las partes y no es válida hacia terceros, por lo que con mucha suerte, valiéndote de ese documento, podrás llegar a que el HDP que te compró el auto te devuelva algún mango de lo que tuviste que pagar por seguir siendo titular de tu ex-auto.

Como vemos, ser titular de un auto implica MUCHA RESPONSABILIDAD, por lo tanto, cuando vendan un auto siempre exijan la transferencia de inmediato: van tomaditos de la mano al Registro, firman 08 delante del empleado, y que entre la transferencia. A veces ocurre que el comprador se quedó sin un mango para hacer la transferencia (porque nos acaba de comprar el auto, justamente). En ese caso, es bueno hacerle saber que van a ir al RPA a clavarle una denuncia de venta, con lo cual "lavan" la responsabilidad civil por la titularidad del auto. Ojo, que la denuncia de venta sale unos $ 400 (cuatrocientos), por eso es mejor opción que el vago lo transfiera directamente. Por otra parte, la denuncia de venta con nombre y apellido del comprador sirve para que no tengamos que molestarnos nuevamente a firmar el 08, ya que puede ir luego cuando quiera el comprador y manifestando en el Registro que tiene una denuncia de venta a su nombre, directamente el titular del registro firma el 08 y procede a la transferencia.

Aspectos "a favor" de no hacer la transferencia de un auto (desde el punto de vista de quien lo compró):
- Ninguno, a no ser que seamos unos chantas, y justamente en el caso de que seamos unos HDP querramos que los problemas nos esquiven. Ojo, porque esto que a muchos les suena raro, hay personas que son especialistas en hacerlo. Hay gente que cuando compra un auto no hace la transferencia, no paga seguro, etc. (como manera de ahorrar el mango) y luego el balurdo nos va a estallar a nosotros.
- Para el caso de personas casadas que están separadas de hecho, es algo piola, porque si compran el auto estando casados (por más que estén separados de hecho) el 50% del auto pasa a ser automáticamente de la bruja.
- La AFIP no nos registra como dueños de la cosa.

Aspectos "en contra" de no hacer la transferencia de un auto (desde el punto de vista de quien lo compró):
- Embalurda el cobro de siniestros que deban pagarnos a nosotros (ejemplo, si nos roban el auto, nuestra aseguradora solamente se lo va a pagar al titular).
- Dificulta futuras transferencias (el titular puede fallecer, ser inhibido, le pueden embargar el auto, etc.). A eso agregamos que el titular puede divorciarse, y que la bruja por el gusto de joderlo se niegue en un futuro a firmar el 08.
- Si se lo llegan a secuestrar por orden judicial (por ejemplo, por intervenir en un choque, ilícito, etc.) se lo van a entregar únicamente al titular.

Como vemos, son más los dramas que las alegrías de no transferir un auto. Tengan en cuenta, al momento de decidir la compra de un auto usado, el costo de la transferencia, que suele ser del 5% aprox. del valor FISCAL, que por cierto en el caso automotor está algo más inflado que el valor real de mercado. Por caso, por un Corsita que tenga un valor de mercado de 70 lukas podemos llegar a pagar unas 4 lukas tranquilamente de transferencia.

Y recuerden, ante la duda, siempre procuren asesoramiento ANTES de hacer macanas:

Imagen

Saludos... Gabriel...
Responder